Gran Crítica de “La visita” por La Butaquita

Iván Villanueva en una imagen de "La visita" Iván Villanueva en una imagen de “La visita”

Pocas veces uno sale del teatro con la sensación de que lo que ha ocurrido entre las cuatro paredes de la sala, o del recinto, ha pasado en realidad. Esa nebulosa que difumina la ficción y la realidad suele darse en dos casos, o si se tiene suerte, en una conjunción de ambos, lo que viene a ser una experiencia casi perfecta. El primero de ellos se da cuando la interpretación y la dirección están tan cargadas de verdad que lo que uno ve le atraviesa como una flecha imparable. El segundo, cuando la historia contada resulta tan endiabladamente creíble que te invade el irrefrenable impulso de levantarte de la butaca e intervenir como si de un personaje más se tratase.

La rabia y la impotencia son dos de los sentimientos que la mayoría de espectadores experimentan desde la butaca cuando poco…

Ver la entrada original 529 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s